young attractive couple of man and woman cooking breakfast together in morning at kitchen, happy family, romantic, healthy food, freeelancer at work on laptop, dancing to music, having fun, laughing

Defender la alegría

defender la alegría como un derecho

defenderla de dios y del invierno

de las mayúsculas y de la muerte

de los apellidos y las lástimas

del azar

y también de la alegría.

—Mario Benedetti

No se trata de desconocer el terror, la incertidumbre, ni el dolor. Pero si de darnos la oportunidad de experimentar otras emociones y de permitirnos sanar. Aceptar el sufrimiento que hace parte de la vida y luchar contra las atrocidades en contra de la dignidad humana no significa que debamos castigarnos, ni poner en pausa indefinida nuestras metas vitales.

Russ Harris, el autor de la trampa de la felicidad, cuando fue evidente que la COVID -19 era una situación compleja, adaptó desde la Terapia de Aceptación y Compromiso, un recurso para hacer frente a la pandemia. Lo llamó FACE COVID y como su nombre sugiere se trata de llevar a cabo acciones que están en nuestro control para sobrellevar la crisis, pero para hacer nuestras vidas a pesar de ella.

La estrategia consiste en lo siguiente:

F = Céntrate en lo que tienes bajo control (Focus on what’s in your control)

No se puede controlar el coronavirus ni la economía mundial, ni la forma en que cada gobierno maneja la situación. Sin embargo, podemos hacernos conscientes de nuestras emociones y pensamientos, reconociendo que son normales ante ciertos eventos. También, podemos controlar lo que hacemos, como respondemos ante la situación y cómo interactuamos con otras personas.

A = Reconoce tus pensamientos y sentimientos (Acknowledge your thougths y feelings)

Estar atentos y atentas a lo que estamos pensando y sintiendo sin juzgarnos nos ayudará a aceptar nuestras emociones y a comprender que lo que pensamos no siempre es verdad.

C = Regresa a tu cuerpo (Come back into your body)

A veces olvidamos que tenemos un cuerpo y que éste responde a las demandas del ambiente. Conectarnos con nuestras sensaciones corporales favorece el autocuidado y autoconocimiento, habilidades que nos permiten responder mejor al estrés.

E = Participa en lo que estás haciendo (Engage in what you´re doing)

Hacer una cosa y estar pensando en otra: mala estrategia. Estar presentes es importante, favorece la concentración y nos permite comprender mejor los aspectos de nuestras vidas. Si es algo agradable podemos disfrutarlo mejor y si es algo doloroso, experimentarlo de forma consciente nos permitirá sanar con mayor facilidad.

C = Acción comprometida (Committed action)

De todo aquello que sí podemos controlar ¿Con qué nos comprometemos? ¿Qué comportamientos vamos a adoptar? poner en práctica pequeñas acciones nos permite mantener el rumbo. Recordar que siempre hay algo que podemos hacer.

O = Apertura (Opening up)

Por estos días, las cosas no han salido como hubiéramos querido. Tampoco nos sentimos muy bien y hasta nuestros pensamientos parecen fuera de lugar, nos atormentan. Luchamos entonces por quitarnos esa sensación y cuando nos damos cuenta, hemos perdido la batalla y el tiempo y nos sentimos peor.

Si el dolor llega, como mencioné antes, es el momento de ser valientes y aceptarlo, lo mismo con la alegría y los momentos bellos. El hecho de que estemos en una crisis, no significa que no tengamos derecho a sentirnos bien, a disfrutar.

V = Valores (Values)

Pese a las circunstancias siempre hay algo que es importante para nosotros. Nuestras familias, nuestra vocación, nuestro compromiso con formarnos y aprender, entre tantas otras cosas. Estos aspectos no tienen porque ser suspendidos, trabajar por nuestros valores nos fortalece, sobre todo trabajar en el aquí y el ahora. La vida no puede ser puesta en pausa.

I = Identificar recursos (Identify resources)

¿Cuáles son nuestras habilidades para afrontar las crisis? A veces sentimos que no contamos con recursos, pero si miramos con detenimiento, tenemos varios, allí se incluyen nuestros conocimientos del mundo, las redes de apoyo, nuestra capacidad para escuchar a otros, para tener paciencia y ayudar.

Si nos sentimos bloqueados e incapaces, una lista de lo que hemos hecho puede ayudar, también podemos preguntarle a nuestros seres queridos, ellos sabrán decirnos las cosas que hacemos bien.

D = Desinfectar y distancia (Desinfect y distance)

Adoptar los nuevos hábitos de salud, parece ser un compromiso importante. Ser conscientes de nuestra responsabilidad en la evitación de contagios también nos ayudará a ganar algo de control sobre la situación. Esto incluye el distanciamiento físico, pero no el emocional, lo que requiere que seamos creativas y creativos para cuidar de nuestras relaciones interpersonales.

A partir de este acrónimo, se ofrecen posibilidades para continuar con nuestras vidas y afrontar las crisis mundiales actuales. Por supuesto que aceptar y comprometerse no es algo sencillo, darnos permiso de fracasar es parte de la tarea. Lo importante es saber que siempre podemos volver a intentar.

Podemos iniciar por crear nuestro propio recurso, algunas preguntas orientadoras son: ¿Qué otras palabras me ayudarán a recordar y organizar lo que deseo hacer? ¿Cómo expresar y hacer seguimiento a mis metas y valores? ¿Cómo puedo visualizar mis capacidades y recursos?

En últimas, a pesar de que es más aquello lo que no podemos controlar, decidir sobre lo qué hacemos es sumamente valioso porque de esa forma, le damos prioridad a lo que es verdaderamente importante en nuestras vidas.

Los comentarios están cerrados.