tp-view-hand-with-phone

Las sirenas y el smartphone

Yo entretanto cogí el bronce agudo, corté un pan de cera 
y, partiéndolo en trozos pequeños, los fui pellizcando
con mi mano robusta: ablandáronse pronto, que eran 
 poderosos mis dedos y el fuego del sol de lo alto.
Uno a uno a mis hombres con ellos tapé los oídos 
y, a su vez, a la nave me ataron de piernas y manos
en el mástil, derecho, con fuertes maromas y, luego,
a azotar con los remos volvieron el mar espumante.
La odisea, Canto XII 

Si aceptamos que las pantallas, pueden quitarnos el control sobre la manera en que usamos nuestro tiempo, tenemos, por fuerza, que plantearnos la necesidad de retomar la capacidad de decidir. La mejor opción es una combinación de decisiones conscientes y el uso de algunas herramientas disponibles para evitar caer bajo el influjo de los nuevos cantos de sirena provenientes de los gigantes del mundo digital.

En esta nota volvemos sobre el control del tiempo que dedicamos a nuestros dispositivos. Esta vez ampliaremos lo dicho en la entrada de anterior, con algunas recomendaciones que pueden ser de utilidad práctica para los lectores.

Cómo proteger nuestra atención

Una de las estrategias para captar nuestra atención consiste en enviarnos notificaciones; las aplicaciones nos piden que demos una ojeada cada vez que pasamos mucho tiempo sin usarlas. La promesa de que hay algo allí para nosotros es poderosa y sobre todo efectiva, nos atrapa e impacta de forma negativa en nuestra productividad (Pielot & Rello, 2016). Una solución simple es activar la opción no molestar, otra puede ser desactivar las notificaciones de una determinada aplicación. De esta manera, recuperamos la posibilidad de elegir qué requiere nuestra atención inmediata y qué no.

Con frecuencia nos ocurre que ingresamos a YouTube para ojear un video y terminamos en una maratón de contenidos. Hay varias opciones en la configuración de esta aplicación en nuestros teléfonos para evitar que esto suceda. Podemos, por ejemplo, ajustar recordatorios que nos invitarán a descansar de la aplicación o incluso nos indicarán que ya es hora de dormir; quizá sea ese el pequeño empujón que muchos necesitamos para desengancharnos. Además, vendría bien desactivar la reproducción automática, así como pausar el historial de reproducciones y eliminar los datos recopilados por la aplicación, esto último para proteger nuestra privacidad.

Herramientas de bienestar digital

Por otra parte, una recomendación útil es gestionar de forma activa aplicaciones como Facebook, Instagram, Twitter o TikTok, que funcionan muy bien para capturar nuestra atención y distraernos.  En el caso de las tres primeras, las funciones de bienestar digital incorporadas permiten al usuario saber cuánto tiempo han estado en línea desde su dispositivo, de manera que pueda evaluar si esos valores representan o no sus intereses. Esta función también está disponible en TikTok bajo el elocuente nombre de desintoxicación digital

Ahora bien, considerando la capacidad que poseen estas aplicaciones de capturarnos, así como también el hecho de que sus funciones están disponibles desde el navegador de internet, una buena alternativa es desinstalarlas del teléfono. De esta manera, podemos reducir el tiempo que les dedicamos, sin acabar presas del miedo a perdernos algo. Vale añadir que, si consideramos factores como la privacidad y los peligros de la manipulación, sería una buena idea atender las recomendaciones de Jaron Lanier, científico computacional pionero en el campo de la realidad virtual, y eliminar nuestras cuentas de estas plataformas.

El poder de los colores brillantes

Los diseñadores han hecho un gran trabajo creando dispositivos y aplicaciones a partir de los principios de tecnología persuasiva, que son efectivos para sujetar nuestra atención. Cada vez nos resulta más difícil abandonar la pantalla, al punto que ahora requerimos de ayuda para recuperar el control.  Es por eso que, en los teléfonos se vienen incorporando las herramientas de bienestar digital, que ayudan a que los usuarios tengan un mejor control sobre el modo en que gastan su tiempo en sus terminales. Se trata de algo que todos deberíamos conocer y probar de acuerdo a nuestros intereses.

También resulta interesante considerar una opción orientada a reducir nuestro interés por la pantalla del teléfono, esta consiste en remplazar la configuración de color por la de escala de grises. Como indica un artículo de Nelli Bowles (2018) publicado en el New York Times, somos animales y nos estimulan los colores brillantes, así que quizá sea hacerlos un poco más aburridos, nos ayude a separarnos de nuestros dispositivos.  

En síntesis, navegamos entre una variedad de tecnologías que se esfuerzan cada vez más con más éxito por capturar nuestra atención. Advertidos como estamos de los peligros que entraña dejarse llevar por estos modernos cantos de sirena, haríamos bien en emular a Ulises y empezar a buscar la cera de abejas y las cuerdas para protegernos de perder la libertad en la travesía.

Referencias

  • Bowles, N. (2018, January 17). Hay soluciones para acabar con tu adicción al teléfono. The New York Times. https://www.nytimes.com/es/2018/01/17/espanol/hay-soluciones-para-acabar-con-tu-adiccion-al-telefono.html
  • Pielot, M., & Rello, L. (2016). Productive, Anxious, Lonely – 24 Hours Without Push Notifications. Proceedings of the 19th International Conference on Human-Computer Interaction with Mobile Devices and Services, MobileHCI 2017. https://doi.org/10.1145/3098279.3098526
Créditos de las imágenes:
Technology vector created by iconicbestiary – www.freepik.com

Technology photo created by freepik – www.freepik.com

Contacto

Si tiene un comentario que hacer sobre el contenido de esta entrada, por favor escriba al correo mediacion@veloxpsicologia.com, sus opiniones son muy importantes para nosotros.

Los comentarios están cerrados.